jueves, 27 de marzo de 2008

QUE BONITO! ESTO ES DIGNO DE ORGULLO NACIONAL :) DON ARMANDO GRACIAS POR COMPARTIR SUS EMOCIONES...



EL UNIVERSAL, 27/03/2007




Armando Scannone // Admiración y asombro

"Un concierto puede entrar con derecho en la lista de los inolvidables"
El domingo 9 de marzo de 2008, tuve la fortuna de asistir al concierto que en la Sala José Félix Ribas, ofreció la Orquesta Sinfónica de Caracas, una de las agrupaciones más jóvenes y de creación reciente del Sistema Nacional para las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, bajo la batuta de su director permanente Dietrich Paredes. Es una orquesta formada casi totalmente por jóvenes de 15 a 18 años.
Todos los conciertos que nos ofrece semanalmente FESNOJIV son magníficos, podrían ser envidia de las mejores salas del mundo. El concierto al que me refiero fue excepcional y me parece vale la pena referirse a él en particular como reconocimiento al extraordinario Sistema de Orquestas y a todos esos jóvenes venezolanos que con pasión están en la búsqueda de la excelencia. Además, recordar que cuando el notable director de la Filarmónica de Berlín, sir Simon Rattle, expresó que el futuro de la música estaba entre nosotros, sabía muy bien a qué se refería, que tenía muy claro hasta dónde se arriesgaba al afirmarlo y que ya podía medir los resultados que se producirían a corto plazo.
El concierto estuvo conformado por el Concierto para Contrabajo y Orquesta de Cuerdas, Op 3, de sir Serge Koussevitzky con Freddy Adrián como solista, el Concierto para Violín y Orquesta en Mi Menor, Op 64, de Félix Mendelssohn, con Roderick Labrador como solista y la Sinfonía N° 5, en Re Menor, Op 64, todo bajo la dirección de Dietrich Paredes.
Cada pieza fue interpretada en forma magistral. Ese concierto puede entrar con derecho en la lista de los inolvidables. Ojalá pueda ser presentado en alguna de las grandes salas del mundo, para mostrar que si hasta ahora nuestra Orquesta Juvenil Simón Bolívar y su director Gustavo Dudamel han asombrado, casi hasta el delirio, a críticos, auditorios y al mundo musical en Europa, Estados Unidos y otros lugares, s sólo es una parte de lo que se ha conocido hasta ahora, la punta del iceberg.
La ejecución, virtuosismo, temperamento y maestría de Freddy Adrián, Contrabajo, 18 años y de Roderick Labrador, Violín, 16 años, fueron excepcionalmente conmovedores, magistrales. Así mismo, la orquesta y la magistral dirección e interpretación de su director Dietrich Paredes, 27 años. Todos fueron aclamados por el público entre estremecido y conmovido, entusiasmado, de pie. La interpretación de esa sinfonía tan escuchada, será difícil de superar. Se podía sentir además de la música, el dinamismo y energía juvenil, así como la relación y compromiso íntimos entre el director y los ejecutantes en la búsqueda de la excelencia. Eso no es de todos los días.
Ahora, cuando FESNOJIV comience a mostrar al mundo todo lo que tiene, se va a constatar que Dudamel y su orquesta, extraordinarios como son, no son los únicos. Que han abierto y marcado una senda, que mucho viene detrás que va a estremecer al mundo musical, apenas tengan la oportunidad de presentarse en grandes escenarios. Si hasta ahora la admiración es unánime, los resultados exitosos en cadena que comenzamos a disfrutar y que, con seguridad van a multiplicarse, nos van a llevar al asombro.
Felicitaciones calurosas a todos los intérpretes y al maestro Paredes que con derecho siguen exitosamente en el camino abierto por Dudamel y su orquesta, a todo el Sistema FESNOJIV, y una vez más, a su laureado fundador y director José Antonio Abreu por su contribución a la venezolanidad que nos enorgullecerá por siempre.
scannone@gmail.com

3 comentarios:

La vainita Orgánica dijo...

Si alguien tuviese la amabilidad de regalarme una bella imagen que ilustre este bonito articulo, por favor hagamelo saber, que le sabre mucho agradacer.

Gracias! :)

La vainita Orgánica dijo...

MIL MILLARDOS DE GRACIAS RICARDO MI LIMONCHELO, ERES UN SOL, LINDAS FOTOS.....
CHEEEEEEE CALAAAAAA !
ERES UN SOLLLLLLL
SALUDOS , BESITOS Y APAPPACHOS, YA SABES TAMOS PENDIENETES, SALUDOS!

Ricardo dijo...

de nada meche.. besitos!