martes, 20 de febrero de 2007

Yo soy el joropo y él la danza moderna


escrito por Faitha Nahmens


Cuatro manos en el plato ponen el caldo mejorado; Mercedes Oropeza y David Akinin la dupla gastro- nómica de estreno a cargo de La vainita orgánica, dan gustosa prueba de ello. Dilecta pupila de Armando Scannone, ella, y mandil e ideólogo del restaurante avileño Maia, él, juntos mezclan, en feliz maridaje, la culinaria criolla de adorables mixturas tradicionales reinventándolas con sofisticada elaboración e imaginativa sazón.


“Yo soy el joropo y él la danza moderna”, sonríe la telegénica chef de la producción en cocción Venezuela bien me sabe. Con todo, nadie les quita lo bailao. “Es un proyecto integral de alta cocina, y teniendo lugar en el Avila no puede ser de otro modo, que, a fuego lento, aliñan la tertulia pedagógica y la relajante escenografía”, añade Akinin.
La vainita orgánica es, pues, mucho más que un nuevo comedor en la montaña mágica, más que un nuevo bistró. Se trata de encuentros memorables en torno al fuego dirigidos por los chefs de cuya hornada gozarán no más de diez comensales por vez, puñado de favorecidos que tendrán no sólo el placer de comer un menú de haute couisine sino el provilegio de verlo hacer en sus narices, incluso, el derecho a meter la cuchara.


Son clases de cocina rociadas de buen vino e impregnadas de aromas y sonrisas en una escenografía privilegiada; citas para almorzar solamente los fines de semana desde el templo de dos chefs oficiando como pinches y compinches; picnics de lujo al que sólo llevas la curiosidad como apero; todo será satisfecho luego que queden revelados los secretos de la más rica pasta de ajo o los misterios del tomate sin piel.


2 comentarios:

milsabores dijo...

Ay David, te debo una visita. También a ti Mercedes! porfa invitenme y subo una de estas tardes a merendar con ustedes. Será un placer conocer más sobre lo que están haciendo y compartir con ustedes sobre nuestra revista.

Consuelo dijo...

Este blog se siente divino¡ Salud por ustedes...